#16 – Noviembre 2010. Sobre ficciones locales

Breve mensaje editorial Nº16

¿Cuál es la dimensión ficticia del arte? Luego de escuchar y formular ya varias veces la pregunta por la dimensión política del arte, pensamos que este nuevo interrogante podría multiplicar en sentidos inesperados los caminos posibles para la reflexión escrita. Algo que hemos comentado un poco en la presentación de nuestro número anterior, junto a […]

Conversación ficcional. Por Diego Tatián

Hola Diego, cómo estás? Sabemos que estás con mucho trabajo, pero seguimos interesados en recibir una colaboración de tu parte para nuestra publicación y, en caso que consideres que tenés algo de tiempo, volvemos a invitarte. Entonces: Te escribimos para invitarte a participar del número 16 de la publicación de casa13 Un pequeño deseo (sospechas, […]

Desplegarse. O cómo volver al futuro. Por Antonio Gagliano

“¿Habrá alguien capaz de escribir una novela de suspenso y ciencia ficción con intención de presentar una interpretación alternativa del arte moderno y que pueda ser leída por un público no especializado en arte?” Mark Klienberg, 1975 Publicada originalmente en “The Fox”, una amarillenta revista de papel periódico impulsada en los 70’s por Art&Language, la […]

¿En lugar de qué cosa está? Por Cipriano Argüello Pitt

Ficción, todo es ficción. Decir esto es un poco reductivista por lo amplio que suena. Josette Feral dice que la definición de teatro es totalmente pragmática, y que depende de la nominación que se le determine como tal, también señala que la teatralidad, algo así como la calidad teatral del teatro, no está en los […]

De ficciones íntimas y sus espectros. Por Andrea Fernández

Qué importa quién hable, alguien ha dicho qué importa quién hable. Habrá una marcha, formaré parte de ella, no seré yo, yo estaré aquí, me diré lejos, no seré yo, no diré nada, habrá una historia; alguien intentará contar una historia.  Sí, nada de mentís, si todo es falso (…) Un resaltador flúor recorre un […]

Sampacho. Por Ricardo Cabral

Sampacho, Jueves 14 de Enero de 2010, 17:42 Aquí hace un calor respetable. Es decir, ni tan abrasivo como en el NOA, ni tan opresivo como en el pozo mediterráneo. En la siesta, al salir, uno se debe a los cuidados mínimos: un sombrero, algo de protector en la nariz y en los brazos, y […]